Carta a una nueva mamá

Querida nueva mamá:

Todo va a estar bien. Sé que tienes miedo, es normal sentir miedo. Traer una nueva vida al mundo no es algo que venga con un manual bajo el brazo. Cada bebé es distinto y cada experiencia es única.

Sé que es difícil, que nadie te explicó cómo sería todo realmente. Nadie te dijo que ibas a querer salir corriendo más de una vez. Nadie te contó que la lactancia duele, nadie te dijo que quizás pasarías días sin bañarte o sin comer la comida caliente. Nadie te dijo cuánto cambiaría tu cuerpo y que, junto con los cambios y las hormonas locas, te sentirías triste más de una vez. Nadie te dijo que la culpa te acompañaría más de una vez.

                  

Nadie se atrevió a decírtelo porque son cosas que, por más duras que sean, finalmente pasan. Son cosas que se olvidan por completo con sólo ver a ese ser tan pequeñito que depende al 100% de ti, con sólo ver su carita. Porque por más que no hable te expresa todo lo que siente con su mirada.

Querida nueva mamá, tómatelo con calma. Si sientes que no puedes más pide ayuda, es de valientes hacerlo. No por pedir ayuda serás menos madre, no por combinar la lactancia o dejarla por completo serás menos madre. No por salir a trabajar todos los días serás menos madre, y no por quedarte en casa te convertirás en una ociosa. Cada quien elige cómo vivir su vida y cómo vivir su maternidad. Como ya te dije, un bebé no llega con manual, pero tiene una mamá que hace lo mejor que puede cada segundo por su bienestar. Eso es lo que importa, eso es lo que vale.

Y, créeme, lo estás haciendo bien, aunque sigas pensando lo contrario.

 

Thumb wallpapersjunio060619cuadritos
Anterior: ¡Wallpapers de Junio!
También te puede interesar:
Adiós angelito mío (diciembre 2018)
Para mi chico de ojos café y mirada profunda (mayo 2018)
Carta a mi niña de 6 años (mayo 2018)